Chicas lindas imagen

Solo somos imágenes olvidadas en las retinas de otros

2020.07.27 11:15 ACrowWhoLostItsColor Solo somos imágenes olvidadas en las retinas de otros

A veces mientras camino por la calle me pregunto si es que alguien recordara que me vio o si es que acaso es consciente de que me vio. También suelo preguntarme quienes son, a dónde van, como viven, que les motiva, que dudas tienen, si es que acaso ellos también se preguntan algo sobre mi. Entonces me siento perdido, en medio de una masa, pero aislado dentro de mi cabeza, asfixiado, solo...
Ves a esa chica hermosa en el transporte de regreso a casa y te preguntas que pasaría si intentases hablarle. No lo haces. Después simplemente te preguntas quién es ella, que clase de persona es, que le gusta y apasiona. La olvidas, ese día se borra de tu mente, no recordarás sus facciones, lo poco que queda es una vaga impresión como "era linda", "tenía la piel blanca", "no era muy alta" y aún así bien podría ser una simple confusión. ¿Acaso el día estaba soleado o nublado? Que clase de escenario te planteaste en ese momento en el que deseabas hablarle, que pensabas decirle para empezar la conversación, todos esos detalles se pierden y entonces incluso esa imagen se convierte en algo más difuso.
Llegas a casa y hablas con tus padres, tus hermanos, algún tío o tía, tus primos, abuelos, quien sea, todos parecen cercanos, pero al mismo tiempo eres consiente de que en realidad no los conoces, no sabes que se preguntan y piensan por dentro, que hacen a solas, que ha pasado en sus vidas. Solo conoces la parte que se te cuenta y muestras, pero no más que eso. A pesar de ello, ellos son lo más cercano que tendrás junto a tus amigos. Aunque los amigos y conocidos también desaparecen cuando se alejan lo suficiente, las citas, las sensaciones que hoy te hacen vibrar, todo desaparece y se convierte en una imagen borrosa, una sombra, un espejismo...
Recuerdo haber escuchado en alguna parte que somos como peces puestos en peceras en las cuales solo podemos interactuar con los peces que fueron puestos en la misma pecera, incapaces de ver y conocer a quienes están en otra pecera. Aislados en grupos y, al mismo tiempo, aislados en nuestras solitaria existencia.
Supongo que por eso somos adictos a las redes sociales como Instagram, porque al final somos eso, imágenes olvidadas en las retinas de otros. Y me asusta como lentamente todos nos convertimos en imágenes cada vez más vagas y difusas en medio de la masa y el ruido. Parecemos estar más cerca del mundo, pero no es más que una ilusión, seguimos igual de lejos que siempre. Las redes sociales se han convertido en una extensión de lo que experimentamos en la calle, aunque con el añadido de una falsa sensación de interacción. Solo voces de entes fantasmales que resuenan en medio de la fría masa de máscaras. Cuántas personas, cuántas historias y ninguna será recordada de verdad. Ninguna será conocida en su totalidad. Y nadie jamás dejará atrás ese estado de aislamiento que nuestras mentes imponen. Y, aún así, buscamos desesperados superar la separatidad.
submitted by ACrowWhoLostItsColor to u/ACrowWhoLostItsColor [link] [comments]


2020.05.12 00:58 DanteNathanael Mi experiencia con la dependencia emocional

Más que nada, escribo esto con la motivación de escribir la experiencia por la que he estado pasando, para ayudarme a mí a saber en qué punto me encuentro, y que si puedo hablar de algo así, y el nivel en que lo haga, para verificar mi progreso, pero también para proveer mi vida como un ejemplo si eso es algo en lo que ustedes tienen interés en o también han experimentado en su vida. Finalmente, no se trata de curar, ni de juzgar, solamente de demostrar que no estamos solos, y que si se puede, aunque muchas veces no sepamos ni por donde.
Creo que he estado así desde mi infancia. Nunca desarrolle por completo un sentido de valor propio, todo siempre dependía de la forma en la que otros me trataban. Como un niño mimado, que cualquier cosa que hiciera era una de las cosas más maravillosas que alguien haya visto, con una imaginación y un intelecto un poco raro, pues las personas se sorprendían y me querían mucho, al punto de sobreprotegerme y nunca alentarme a perseguir lo que realmente quería hacer. Supongo que empezó cuando quería tocaaprender música, y el apoyo fue mínimo porque según no había dinero y también porque "iba a desperdiciar mi vida."
Siendo alguien muy sensible y sentimental, pues todo eso me fue afectando más y más y más, hasta el punto que nada de lo que hacía me hacía sentir bien—de lo que realmente quería hacer—porque no configuraba con las expectativas que las personas tenían de mí. Y al no tener ese amor que tanto necesitaba, empecé a conformarme con hacer las cosas que ellos querían, con tal de recibir amor, pero eventualmente esto también me cansó y me volví muy cínico. Me empecé a mentir sobre mi vida, sobre que nadie me quería porque yo sí perseguía mis sueños, que era autentico, blablabla. Y también empezó a volverme muy cobarde, puesto que no contaba con el soporte de nadie si alguna vez caía o fallaba. . . . Y obviamente, también me empecé a resentir y querer venganza en contra del mundo, porque a uno de sus mejores niños lo había puesto en una vida deplorable para él. Sentía que nadie me comprendía, que nada de lo que hacía estaba bien . . . y por ello, todavía más, me volví más dependiente del amor y cariño que recibía, aunque fuera solo de una persona . . . y en ese momento descubrí lo que eran las relaciones.
Todas mis relaciones se pueden resumir en una singular historia: todo empieza bien, descubren que detrás de la fachada hay un niño amoroso, romántico y lleno de vida, lastimado y que quiere una relación. Con el paso del tiempo, mis miedos y resentimiento empiezan a brotar, ellas tratan de ayudarme, pero eventualmente la fuerza de esas emociones negativas es tanta que también las empieza a afectar, mezclándose con sus propios problemas, para terminar en un gran derrumbe invisible. Y el ciclo se repetía.
Desde la primer relación fallida (ahora son 4) me cansé de esto, pero no sabía por donde empezar. Y por esto empecé a obsesionarme con saber qué estaba pasando, y mis refugios fueron la filosofía, y eventualmente, la psicología. Pero volví a la mala costumbre de creer que los que estaban mal, los que me debían algo era el mundo, pero no era así, pues las personas son las personas y uno mismo es uno mismo. Y entonces, repetí el ciclo una y otra vez.
No fue hasta que terminó catastróficamente mi tercera relación, con Dariana, que decidí que ya era suficiente. Pero no tuve la fuerza suficiente para seguir con mi proceso, y de nuevo me hundí a depender de las personas. Me la pasaba días enteros queriendo que alguien me hablara. Empecé a considerar que mientras más bella fuera la persona, más valor como persona me estaba dando a mí, que mientras más dedicado fuera a alguien más, más valdría como persona. . . . Por su puesto que esto ultimo es verdad, pero si se hace por hacerlo, por gusto, no porque se espera obtener el amor que a uno mismo le hace falta. Y entre otras muchas creencias de gente pendeja que empezaba a creer en mi mente para justificar mi estado, para justificar mi dependencia emocional—la más cagada era esa de que "era un alma en pena, sin hogar, sin donde encajar, que estaba destinado a morir de amor, pues era lo mejor que hacía," JAJAJA.
Eventualmente me volví aún más cínico, no dependiendo de absolutamente nadie y haciendo lo que se me diera la gana, rechazando amor por todos lados y tratando de encontrar una solución a lo que quería hacer.
Y llegó sexto año . . . avanzado. Todas las vacaciones anteriores a entrar en el ciclo 2019-2020 me la pase casi sin hablar con nadie, más que jugando, escribiendo, llorando, recogiendo migajas de donde pudiera, pero realmente sin aprender nada, pero esto ultimo no lo sabía. Pero bueno, según yo ya estaba bien. Hasta me metí a una ETE, porque honestamente creía que podía, y si podía, todavía tenía tiempo de sobra, tiempo para sentirme miserable, lo cual no me gustaba para nada, pues necesitaba huir de mis emociones. . . . Y toda la historia que viene a continuación tendrá sentido al final. No se preocupen.
El punto que entré a sexto y me empecé a juntar con una de las únicas personas que conocía, Itzel. La verdad pensé que al entrar me quedaría solo un buen rato, pero estando en la puerta, me hablo y tomó de la mano, y pues me sentía muy bien, porque nunca había hablado con ella bien, nadamás nos conocíamos de vista, pero como en quinto estuve con Dariana todo el año, pues en ella me encerré, dejando incluso a mi grupo de amigos, los Tonas Brothers, a un lado. Dentro del salón, con mi ego hasta el cielo, un ego frágil y absolutamente dependiente, y empecé a instintivamente buscar chicas que me gustaran, incluso se las dije a Itzel. Jajaja. Y bueno, eran 2, C. y A., muy diferentes en personalidad, pero el mismo arquetipo de cuerpo por el que alguna razón tenía mucha atracción a. Eventualmente me decidí a querer decirle a la que más creía que me gustaba—que en realidad era la que más tenía contacto con—C. Pero no lo hice por un tiempo.
Después, de la nada, empecé a notar risas de una parte del salón, y note que venían del otro lado, por en medio . . . era Isaac y Ashley. En ese momento le dije a Itzel que me gustaría hablarles, porque me parecían lo más sinceros del salón, y también los más divertidos. Unos pocos días después fue que noté que con ellos estaba una chava que no había visto nunca antes, preciosísima . . . pero eso no fue lo que me llamó la atención. Había algo en ella que me llamaba la atención mucho más que en cualquier otro de mis simples caprichos físicos, y no sabía que era. De vez en cuando la buscaba en el salón, pero casi no la veía. Se convirtió en mi sueño, pero nunca creí que le gustaría. La veía demasiado preciosa, demasiado fuerte, demasiado brillante y feliz como para que se fijara en un mequetrefe como yo. Y por una parte, sentía que de alguna manera no estaba encajando ya con Itzel ni Fernanda . . . pero era porque mi necesidad, mi dependencia emocional, estaba empezando a nacer de nuevo. Y por la otra, Itzel me estaba diciendo que si yo me le declaraba a Camila, ella se le declararía a su crush. Como no tenía nada que perder, y pensaba que esta diosa nunca me iba siquiera a hablar, pues acepte.
En ese momento, no se qué fue primero, pero creo que hicimos equipos en Química, y yo siendo un total antisocial, no asistí a la clase en la que fueron hechos los equipos, así que me vi relegado a armar uno fuera de tiempo. En ellos se metió una amiga que ahora quiero mucho, Adally, el manitas y finalmente ella, Karla, mi sueño. . . . Obviamente mi emoción fue grande, pero realmente me relege a no querer demostrar que me interesaba, porque, para empezar, no sabía porqué me interesaba tanto. Claro, era una preciosura físicamente, se vestía bien poca madre y su personalidad irradiaba un aura bien chingona, pero no era solo eso . . . sabía que me gustaba por otra cosa más allá de su cuerpo, de lo que se podía ver. Y por la otra, Itzel y yo ya habíamos hecho esa intención. Y yo sin esperanza con ella, pues simplemente lo deje ir sin mucho. Pero mi corazón se seguía emocionando cuando hablaba con ella en esa clase, y solo era esa clase, y solo era una vez a la semana. Creo que hubo una semana en la que no hubo clase en el laboratorio, y estuve muy pinche triste porque wey, era el único momento que le podía hablar y estar cerca de ella. Aparte de todo, era muy linda conmigo, bromeábamos un poco. Recuerdo muy bien que nos dijimos que nos andaba del baño. Para cualquiera es una pendejada, pero para mí fue lo mejor de mi puta semana. Jajaja. También en mi cumpleaños, Karla me mandó un mensaje y estuve bien bien bien pinche feliz. Era lo único que necesitaba en mi vida.
Ash e Isaac iban en Italiano conmigo, y un día, de la nada, me hablaron. Como sabía que ellos estaban con Karla, y aparte porque me caían instintivamente bien, algo muy raro, pues me junte con ellos, aunque fue un poco incómodo al principio. Y me empecé a juntar con ellos un poco.
Y entonces empieza uno de los más grandes fiascos que he hecho en mi vida.
A Monse y a Itzel les mostré algo que estaba empezando a escribir, una carta. Había hablado un tanto de C. con ellas, también con Xally, porque pues no tenía nada mejor que hacer, la verdad, no era para nada wow. Al principio si fue para ella, pero con el paso de la pluma me dí cuenta de que en realidad no me gustaba. Lo único que me llamaba la atención era su cuerpo. Y pues así al chile que hueva. Pero después empecé a pensar en Karla, y uts, la pluma salio corriendo y tenía una carta lista en menos de 5 minutos. Aquí está una transcripción, con unas explicaciones entre corchetes.
"Fue creciendo poco a poco, criado en la obscuridad de mi inconsciencia, entre callejones y andenes en donde hacía tiempo no me asomaba. Al caminar el reloj, salió más y más a la luz, en las arteriales avenidas de mi percepción te encontrabas tú. Empecé a notar tu existencia. (Al principio ni la había notado, como ya mencioné.) Buscaba el veneno de tus ojos y de tu sonrisa sin realmente saber por qué. Creía que me habías gustado, encantado a mis sentidos. . . . (Química.)
"Buscaba . . . pensaba en acercarme a ti, pero no tenía una razón concreta. (Se supone que solo eramos equipo de química, ni amigos cercanos.) Después, note que tu presencia, para mí, era exactamente eso, tu presencia. La encarnación en la periferia de otro ser, de otra alma que por Poisson o Destino>! (aquí, Poisson se refiere a la probabilidad estadística de que en mi vida, en el recuadro de tiempo y espacio que habite a través de ella, Karla pudiera haber aterrizado . . . aunque, en realidad, debería de ser "Poisson y Destino," porque con Destino me refiero a aquello inconsciente en ambos que nos guió hasta ese punto en nuestra vida, pues las coincidencias no existen)!< había coincidió en espacio-tiempo mutuamente con la mía. No eres una idea, una vasija en la cual vaciar mis propias motivaciones y deseos,>! (al principio no lo era, pero después, se volvió evidente que sí)!< eres una imagen clara y táctil, una persona real que no necesito elevar a divinidad para poder apreciar que eres encantadora. (Tres dice lo contrario.)
"Quizás se note, (yo digo que sí, demasiado) que me pongo nervioso contigo, que no puedo sostener tu mirada y mi voz flaquea continuamente si de referirme a ti se trata—y ni hablar de las sonrisas estúpidas que se me dibujan y los brotes de sangre que dilatan los tejidos de mi cara. Lo cual no es tanto por cómo me siento hacía ti, si no en lo que sentirías si lo supieras. Por lo que considero este escrito un tipo de suicidio, una confesión de algo que para mí tiene los matices de un crimen . . . me entrego a salir de las sombras de mi silencio hacia los aluzamientos de tu consciencia, con el único propósito egoísta de no permanecer callado. (Ay, Dante. . . . Oh, esperen, ahí viene lo mejor:) E incluso lo hago cobárdemente, a través del lenguaje escrito, porque a) en persona me derretiría, b) se me olvidaría qué decir y c) no tengo que huir o esperar a que me escuches incómodamente. (Ja. Esto nadamás lo puse para hacerme sentir menos peor a mí mismo.)
"Pero si, C., me gustas. Y no he podido detenerme de decírselo a todos, (esto si es verdad, a muchos, en algún punto les mencioné algo de C., porque finalmente no estoy diciendo que no me gustaba, aunque fuera solo físicamente,) porque es más fácil hacer eso que decírtelo a ti, aunque no haya nada bueno en suprimir algo que disfruto sentir." (Aquí hablo de nuevo de Karla: era más fácil decirle a otra persona que me gusta que habérselo dicho a ella misma.)
Alguien alguna vez me dijo que cómo había podido escribirle eso a alguien que ni siquiera le hablaba. . . . Bueno, en vez de "C." pongan "Karla" y todo va a tener sentido. Por esta razón fue que le enseñe la carta a mis amigos. Era una confesión secreta, porque Karla era mi amiga, y no quería arruinar nuestra amistad con que me gustara. Me sentía estúpido, porque creía que no le gustaba, y después pensaba que me había gustado simplemente porque me había tratado bien y era dulce conmigo, o solamente por su cuerpo.
Pero luego, como todos saben, el 25 de octubre finalmente rompí el silencio y a todas mis amigas mujeres les dije que me estaba gustando Karla—Xally, Itzel, Monse. Al día siguiente fui con mi papá a Querétaro, y todo el trayecto me la pasé pensando en ella, hasta estaba de buenas, fotografíe todo, y a pesar de estar cansado, me quedé hablando con ella hasta las 2-3 de la mañana. Fue a la 1:21 del 27 de octubre del 2019 que la última vez que me enamoré empezó. . . . Nah, estoy exagerando, pero aquí va el porqué.
Con el paso del tiempo, noté que tenía la grandísima necesidad de solamente estar con Karla, hablar con Karla, lo que fuera. Me hice dependiente otra vez, pero esta vez ya no quería para nada eso. Estaba consciente que dentro de mí tenía que haber un proceso por el cual tendría que pasar, en el que no podría depender de ella, no podía sostenerme en ella, no tenía que sufrir por ella, y hasta cierto punto hasta alejarme de ella, porque me estaba volviendo lo que no quería, y no realmente por su culpa. Pero como siempre, los miedos empezaron a crecer dentro de mí . . . "pero que tal que se va con alguien más," "que tal que me odia por no estar listo" y, el mejor de todos, "no merezco su amor por el estado en el que estoy."
He hablado antes de esto, y de cómo a pesar de todo, merecemos amor, sin importar el estado en el que estemos. . . . Pero algo muy diferente es recibir este amor, especialmente cuando eres emocionalmente dependiente, pues para mí, solo la aprobación y el cariño de Karla me hacían sentir bien. Podía estar rodeado de personas maravillosas, amigos y familia, pero nada de ellos me llenaba tanto y me hacía sentir tan bien como que ella lo hiciera, que ella me lo diera.
Cuando empezó todo el pedo de los paros, nuestra relación tuvo un gran pico de felicidad, todo iba bien . . . hasta que sucedió que no pude mentirme más en cuanto a cómo me sentía, y el 14 de diciembre del 2019 le dije cómo me sentía realmente, con el propósito de dar a entender mi posición con respecto a todo lo que había venido ocultando. No fue para nada bueno. Mi dependencia emocional estaba a trote cuando dejamos de hablar tanto. Literal, los pensamiento de que no era suficiente, de que no estaba siendo lo suficiente amoroso, que simplemente no valía la pena como persona si Karla no estaba conmigo, se dispararon por meses, hasta que regresamos a la prepa. Entre tanto, no quería para nada enfrentarme a mis miedos, pues me estaban destrozando, no podía pasarme ni un minuto tranquilo, siempre tenía que estar haciendo algo, hablando con alguien, quería absolutamente destrozarme, suicidarme, todo era mejor que tener que enfrentarme solo a lo que me esperaba, y que estaba seguro tenía que hacer, para poder estar bien, y no depender de ella, y quizás, así arreglar nuestra relación. Todavía iba a Prepa 2 a la ETE, pero era demasiado cansado. Todos los días, el trayecto, el no tener mensajes largos con ella, el que la sintiera tan distante, me estaban absolutamente destruyendo. Ya no tenía a nadie para avisarle que ya había llegado, que ya esto, que ya aquello, mi humor se fue al carajo, y eventualmente deje de ir por completo. Me había ganado absolutamente todo.
Cuando entramos, trate de arreglar las cosas, pero para nada funcionó. Me super emputé y mandé absolutamente todo a la verga. Ese fía me fui a tomar y creo que me puse super mal. Tenía una amiga que use para no estar solo. Con el tiempo la empecé a querer, porque me parecía una buena persona, pero la única razón por la que le hable fue porque no podía conmigo mismo, necesitaba a alguien que me distrajera del hecho de que me la pasaba revisando todas las redes sociales de Karla, porque simplemente estaba tan desesperado, tan cansado de cómo me sentía, y trataba de alentarla, de que me dijera que me quería, y las veces que lo hizo, me sentía super bien, pero sabía que la forma en la que obtenía que Karla me dijera estas cosas no estaba bien. Entonces empecé a tomar más, de no ir a clases, de simplemente tratar de ignorarla, de superarla, porque yo simplemente, en mi dependencia emocional, creía que ya no me quería.
Obviamente todo esto era una mentira. Y es por eso que hablo tanto de ella en este tipo de post, y el porque digo que ella fue la que cambió mi vida.
Verán, que dependas emocionalmente de alguien no significa que no ames a esa persona, y viceversa, también no significa que realmente la ames. En mi caso, en realidad si la amo, y es por eso que empecé con todo esto. Desde cierto nivel, el amor siempre es un sacrificio, pues es un pacto . . . y ella también me amaba, en algún punto, algo que totalmente arruiné. Ella sabía que ninguno de los dos estaba listo para tener una relación, y dimos de lo mejor de nosotros, hasta que simplemente no pudimos más, y el rencor, la desesperación y la frustración nos llevaron a finalmente "romper lazos no oficialmente." ¿Y esto que tiene que ver? bueno, que simplemente, si no fuera por el haberle hecho tanto daño, el haberla decepcionado, mentido, acusado, etcétera, no tendría el propósito de cambiar, de simplemente dejarme de mamadas y seguir adelante, cueste lo que cueste.
Pero claro y por supuesto que tengo un chingo de miedos. Finalmente, pues la amo, ¿no? y cuando uno ama, uno es muy vulnerable, uno se imagina toda sarta de estupideces y le teme a muchas cosas reales, porque, a final de cuentas, nunca fuimos novios, todo era una promesa muy truculenta. Y ahora mucho menos, ella se puede ir en cualquier momento con otra persona, y no tendría absolutamente nada que reclamar, porque para empezar, fue mi culpa el no haberme preparado con anticipación para cuando llegará, el no haber sido sincero en cuanto a lo que estaba pasando, etcétera. Y es por eso que tenía tanto miedo siquiera de empezar todo el proceso. Pero pues ahora, como tal, no me queda de otra.
Y bueno, a todo esto, ¿qué es la dependencia emocional? Bueno, la verdad es que todos somos emocionalmente dependientes, pues todos queremos sentir algo, sea respeto, amor, temor, lo que sea—amor siendo uno de los principales. Pero los que están emocionalmente sanos reciben esas emociones de si mismos. Puede parecer no intuitivo, pero como la confianza, es una habilidad que puede ser trabajada en, adoptada y aprendida en cualquier punto de nuestras vidas. Y como tal, cada quien tiene una manera de alcanzar eso que se llama amor propio. Pero, ¿qué es el amor propio? Según Google, el amor propio es la "consideración y estima que una persona siente por ella misma y por la cual espera ser considerado y estimado por los demás." Siento que esperar aquí es algo muy sensible, pero hasta ahora es verdad. Y, entonces, ¿cómo es que uno desarrolla amor propio por si mismo?
Seguiré hablando de mi experiencia.
El amor propio es la habilidad para estar solo y funcionar solo. Esto significa saber cómo procesar todo de manera independiente si no se tiene a nadie cerca, el no perseguir placeres básicos, como hablarle a nuestros exes cuando nos sintamos solos, o refugiarnos en la bebida, o en la comida, o en la vida en si. Es encarar todo lo que se siente. hacerse responsable de ello y dejarlo ir. Es aceptar que a pesar de todo, uno es posible de recibir amor, y hasta que alguien lo haga, tenemos que dárnoslo nosotros mismos.
¿Cómo es que estoy construyendo mi amor propio? bueno, ocupándome de mí. La confianza es muy atractiva, esto es porque la confianza es un signo de amor propio en una área. Ahora imaginen amor propio en todas las áreas. Es por esto que muchos homosexuales llaman la atención de mujeres heterosexuales a pesar de que sea, a veces, fácil ver que los chavos son homosexuales, porque el salir adelante como algo que está visto mal socialmente, perseguido solamente por el cómo son y lo que hacen, necesita de mucho valor y aceptación propia. Esto es la clave, aceptarnos como somos. El problema viene cuando la aceptación de lo que somos nos hace encarar eso en lo que somos insuficientes. Pero, de nuevo, no olvidemos que no importa cómo estemos, somos merecedores de amor. Pero entonces significa darnos amor, y darnos amor es, inevitablemente, crecer. Cuando amamos algo nos encargamos de ello. Imaginemos a nuestra mascota, a quien la creemos inocente y merecedora de todo nuestro amor, y la cuidamos mucho más que a nosotros, le compramos comida, le hablamos, le decimos cuánto lo queremos, aunque a veces puede que se cagué por todos lados o se coma algo que no debiera. Y bueno, lo mismo es con nosotros. Amarnos significa saber lo que merecemos, lo que podemos tener, y encargarnos de lo que tenemos que hacer para vivir plenamente, "como merecemos:" es bañarse, hacer ejercicio, comer saludablemente y a horas iguales, dormir bien, no pensar cosas negativas de nosotros, no arrastrarnos por alguien que ya ni nos quiere, bailar, salir a la lluvia cuando llueva, lavarse la cara, peinarse, arreglar nuestra casa, aceptar regalos, dejar de perseguir cosas que solamente nos hacen odiarnos a nosotros mismos (como, por ejemplo, había días en los que me terminaba odiando, porque según yo no tenía nada que hacer y me puse a ver algo, pero terminé mucho más cansado que antes de hacerlo), y todo lo que se nos pueda ocurrir, la definición y lo que tenemos que hacer nuestra. Pero, empero, esto todo debe de ser soportado, basado en la premisa que también, dentro de nosotros, estamos trabajando en la manera en la que pensamos de nosotros mismos, y como tal, en las relaciones que tenemos con conceptos como "amor," "amistad," "valor," etcétera. Por ejemplo, una creencia de que "las relaciones son difíciles," está basado en el hecho de que antes puede que hayamos experimentado algo así, y simplemente lo aceptamos, porque nos veíamos como difíciles de mantener y complacer. Esto fue lo que paso con Karla. Al principio, yo no creía absolutamente nada negativo de ella, sin embargo, sobre todo esto, tenía la creencia de que "nadie me entiende, nadie me quiere y nunca me podrán perdonar . . ." ¿y qué fue lo que pasó? exactamente eso. Y no obstante, no solamente esa creencia se hizo más fuerte, también se empezaron a crear creencias especificas a ella, basadas en el comportamiento que, hasta cierto punto, YO estaba provocando.
Ahora, todo esto no significa que no vamos a hablar con nuestros amigos, conocer personas, salir, bailar, ser felices, así como tampoco que no vayamos a recaer otra vez. Lo único que significa es que vamos a dejar de depender de otras personas, y dejar, en el caso de las relaciones amorosas, no perseguirlas por un rato, darnos un respiro y la oportunidad de conocernos y mejorarnos. Finalmente, esto es lo que me impulsa, la certeza de que no importa cómo ni cuando, siempre y cuando complete lo que estoy haciendo, sin importar que extraño tanto a Karla, algún día podría casarme con ella, o con otra persona. Pero los beneficios de esto no solamente llegan hasta ahí, las relaciones en general, familiares, amigos, compañeros, extraños en la calle, mejoran increíblemente. Nos es posible ya hacer lo que queramos sin el que dirán, y realmente dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, porque no es lo mismo estar solos que tener un momento a solas.
El día en el que escribo esto, subí una foto a mis redes, algo que en mi puta vida hago. Jajajaja. Pero tuve muchas dudas al hacerlo, porque para empezar, la foto me la tome así de la nada, casi despertando, y después, me dieron ganas de subirla. Mi primera duda fue de si lo hacía para llamar la atención, la cual pues obviamente no era la razón. Después, empecé a decir "bueno, quizás no sea mi intención llamar la atención, sin embargo lo voy a hacer, ¿realmente podré controlar mis instintos?" Y pues afortunadamente si. Digo, he contestado los mensajes con un sticker de Kirby dando florecitas, como en señal de gracias, pero a partir de ahí no he empezado como sabía que antes hubiera empezado, de "ay, no quieres ver más." Todo pendejo el vato. Y esto me tiene muy feliz, porque es como de "ahhh, no mames, pude en contra de mis mamadas para seguir mi camino limpiamente." Con esto quiero decir que . . . llevo no más de unos días así, poniéndome atención. Ha habido días en los que he llorado, me he enojado, no he podido para nada dormir bien, y sin embargo, todo esto lo acepto. Y por otra parte, ya me siento muy muy diferente de a cómo me sentía antes de empezar. Me llevo mucho mejor con mi familia (los que me conocen saben que no me llevo para nada bien con mi papá ni con su esposa . . . pues adivinen qué. JAJAJA), con mis amigos, con extraños en el internet, tengo más energía para hacer cosas de la escuela, escribir mis historias, hacer ejercicio, simplemente quererme, pues. Ahora imaginen si sigo así y sigo cavando profundo, descubriendo traumas de mi infancia y limpiando todo desde el principio. Ahhh. <3
Mientras escribo esto muchos pensamientos vienen a mi mente, pensamientos negativos y positivos. Ciertamente sigo teniendo miedo, y realmente que extraño muchísimo a Karla, pero por este amor que le tengo, que también poco a poco se está volviendo mío, es que sigo adelante y ningún día me dejo recaer en mis malos hábitos. Sea como sea, saldré mucho mejor de esto, no importa cuánto duela en algún momento. . . . Y espero que si alguno de ustedes también quiere intentarlo, tengan la seguridad de hacerlo. Ustedes son la mejor inversión que pueden hacer.
Por último, es por esto que conté la larguísima historia de cómo empezó todo con Karla y como es que para empezar oculté que me gustaba. Si hubiera tenido la seguridad y la no dependencia emocional, nada de todo lo que pasó hubiera pasado. Pero, finalmente, gracias a que pasó, es que ahora estoy en el camino en el que estoy, y por esto, muy aparte del amor, es que después de mi madre y de mi tía, le estoy agradecido con mi vida a ella, porque gracias a ellas 3 es que por fin desbloquee toda mi vida de la cárcel en la que la había puesto. Y también porque por mucho tiempo me acompaño, a pesar de que la acusaba de todo. Ella me cuido como no tienen idea en el momento más obscuro de mi vida. Y es por esto que finalmente, todo esto, todo lo que nazca de haber salido de mi depresión, de mi dependencia emocional, llevarán de algún modo su nombre, en esperanza de que alguien más crea en si mismo y no le tenga miedo al amor, ni a arriesgarse a cambiar hacia dentro, de volverse si mismo, por algo que quiere, por algo que ama.
PD: Disculpen si todo esta un poco desacomodado, estoy muy cansado porque no dormí bien, pero quería escribirlo de cualquier manera.
Edit: Ah, si. Me falto mencionar que la razón por la que estaba buscando quien me gustara y una relación no era, como alguien me dijo, por pura imágen y cuerpo, si no por recibir amor. También, pronto trataré de hablar más sobre el cómo obtener esa sensación de que también merecemos amor y cuidado, en la 2da lección de 12 Reglas para Vivir: cuida de ti mismo como si fueras alguien de quien estás encargado de.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.25 21:00 ConsistentCelery2 Casi un mes y quiero expresarme

Hola, buenas a todos hermanos de esta comunión. Antes que nada quiero AGRADECER a la vida por saber que no estoy solo y que hay gente apoyando creciendo o intentando como yo de ser una mejor versión de uno mismo. En resumen quiero decir que había conocido esta comunidad hace año y medio y quizá en otros momentos utilice por pocos días su beneficio sin saberlo. Soy adicto al porno y me a destruido, la lujuria y pensamientos escalonados en busca de más chutes de exitacion, cayendo a un agujero negro de tags horribles y cada vez más enfermos y que me hacen sentir mal conmigo mismo, sumado a una DE que a lo último ya era desastroso . Hoy llegando al primer mes siento un renovado propósito en la vida, mi mirada está cambiando se ve más brillante, estamos en cuarentena lo sé..pero ayer me escribieron 4 chicas diferentes al móvil y yo no filtreo con chicas por este tema que me provoco ED ...una de estas chicas me envió una imagen desnuda por wstsap ( es una chica que conozco de chico pero no vi casi nunca más y solo y por casualidad volvimos a conectar por Instagram ), ella según me dijo se está curando de su adicción a la cocaína ..lo cual y haciendo lectura de la Matrix no es casualidad..no ? La cuestión es que me intento seducir diciéndome que estoy muy lindo y que quiere tener sexo conmigo y luego de dos días ( a todo esto me siento seguro hoy día de hablar de mi situación y le concede que estoy haciendo un reset por ED y que no quería mirar porno y me dijo que masturbarse no lo ve mal ..lo cual yo tampoco pero creo hoy día manteneme aún sin PMO es lo mejor. Resumidas cuentas me envió ayer una imagen de la nada dónde estaba desnuda y tuve una explosión de deseo de tener ganas de tener sexo con alguien real..lo que hice fue agradecerle aunque evite inmediatamente mirar la imagen porque sé que fantasear aunque sea real la persona no está dentro del reset, te desbia. Pero no hice nada intenté no fantasear ni nada pero tuve insomnio ..no sé cómo tomar esto la verdad. Siento cada vez más deseo de poder estar con una chica real .muy fuertes deseos. En fin gracias seguiré en esto y ANIMO a cualquier hombre a convertirse en un hombre real y a ser mejor versión de si mismo a mí el ejercicio y guitarra me están ayudando mucho más comer sano. Música linda también. Gracias y si alguien tiene consejos porfa denmenlo . Y otra cosa la sensación la zona genital ( un poco más arriba ) la siento como que va a explotar. Eso me incomoda.que recomiendan ? Grandes saludos y la mano al corazón al dormir, siempre al corazón Bros!
submitted by ConsistentCelery2 to NoFapES [link] [comments]


2019.09.28 21:32 Enchilada_McMustang "El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día" por Oscar Larroca

El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día
Óscar Larroca
(Nota publicada en número 52 de "La Pupila")
Historia
"No existe la censura moral, solo la ideológica" Federico Fellini
La censura significa, ni más ni menos, la imposición de límites a la libertad de expresión. Antes bien, esa expresión puede estar habitada por la nobleza o ser denigrante y apologética de delitos. De todos modos, la censura a cualquiera de esas posibilidades expresivas será impuesta por sujetos con poder que han asumido la voluntad de silenciar todas las ideas contrarias a sus intereses, normas o convicciones religiosas. Esas ideas, controversiales y pasibles de ser censuradas se transmiten a través de la oralidad, la escritura o la imagen, siendo las artes (literatura y pintura, principalmente) los blancos preferidos por tiranos de diverso linaje. En efecto, al pincel, la pluma y la voz, se agregó un elemento tutelar: la tijera.
Podemos determinar los distintos tipos de censura en función de quienes la invocan: estatal y directa (como la llevada adelante por genocidas de la talla de Hitler y Stalin), estatal e indirecta (mediante recursos de amparo, decretos y leyes consensuadas en defensa de la minoridad y de una «moral media» pública), religiosa y directa (como la ejercida por la Santa Inquisición), y civil y directa (protagonizada por organizaciones civiles profascistas, organizaciones «familiares» provida, o colectivos de adscripción).
La censura moral estuvo ligada a las religiones monoteístas, las cuales han participado activamente durante siglos en la fiscalización de todo material producido por escritores, artistas visuales y dramaturgos. Así, se hizo tristemente famosa la «hoguera de las vanidades» organizada por Savonarola: un acto pedagógico y purificador hacia el pueblo florentino. Algo análogo a lo que en el transcurso de las centurias otros opresores han hecho usando también hogueras, potros de tormento, campos de exterminio, «justicias infinitas» y «guerras santas».
El argumento más utilizado a la hora de justificar la censura es la ofensa. En la Inglaterra del siglo XIX se pusieron de moda algunos eufemismos y circunloquios bajo ese fundamento. Llegó a ser impensable utilizar en sociedad la palabra leg (pierna), breast o su plural breasts (senos). Para que nadie pensara en las piernas, las de los pianos (piano legs) se disfrazaban con telas, y las patas de las mesas estaban cubiertas con largos manteles. Según el investigador G. Rattray Taylor, era incluso inaceptable preguntarle a una mujer en una cena: «May I serve you a leg of chicken?» («¿Le puedo servir una pierna de pollo?»). Tampoco se podía decir trousers (pantalones), mejor pues: femoral habiliments (prendas femorales).
En los países de habla hispana los rodeos léxicos se emplearon frecuentemente hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. Los genitales, por obra y gracia del pecado original, se convirtieron en «partes pudendas», «las vergüenzas», «las partes menos honestas» y «las partes». Con la aparición de la censura como institución jurídica, los jueces debieron ser más precisos en la tipificación de las obras que incurrían en esa nueva figura delictiva. En principio, esta obligación legal y política por definir aspectos asociados a la ofensa o la discriminación fue asumida por el trabajo concreto (ad hoc) de los juristas que tienen por cometido trazar los límites de lo que es socialmente aceptable. Hasta el segundo tercio del siglo XX su trabajo consistía, en algunos casos, en determinar si el vello púbico podía ser mostrado en una escena cinematográfica, o cuándo exactamente un pene debía ser declarado en erección.
La Iglesia y el Estado han recorrido un imbricado y azaroso camino desde las persecuciones en tiempos del Imperio romano, pasando por el césaropapismo bizantino, las teocracias y el galicanismo, hasta los modernos Estados-nación, en los que el gobierno asume la totalidad del poder temporal en beneficio de la moral pública y la cohesión nacional por sobre la pluralidad de intereses y credos.
Volviendo al tema de la censura moral, en 1930, la Asociación de Productores Cinematográficos de Estados Unidos (MPPA) aprobó un código pudoroso, más conocido como Código Hays por el nombre de uno de sus mentores intelectuales, Will H. Hays, y conocido también como «La censura cinematográfica de Hollywood». Su marco regulatorio fiscalizaba las siguientes temáticas: crímenes, blasfemias, alcohol, danza, y, por cierto, el vestuario, la sexualidad y el desnudo. Hasta 1956 el código permaneció inalterado, pero entre ese año y 1963 tuvo sus modificaciones, inevitables, hasta su desaparición definitiva.
Medio siglo más tarde, la censura regresa de la mano de grupos que fomentan la corrección política y la defensa a todo aquel espectador que exprese haber padecido algún tipo de ofensa. Curiosamente, esos grupos pertenecen a movimientos políticos organizados vinculados a la izquierda, a la inversa de lo que sucedió históricamente donde los perseguidores estaban vinculados a corporaciones derechistas. Esta voluntariosa disposición de purificar de la plaza pública a los ofensores en nombre de «la verdad», se parece demasiado a la ideología totalitaria, hoy ejecutada por quienes ayer estaban comprometidos con la emancipación del sujeto. Obsérvese que estos colectivos progresistas son muy abiertos ante aquellas obras artísticas que evoquen el sadomasoquismo, la ingesta de drogas, la promiscuidad o la genitalidad (lo cual, en principio, habla acertadamente de quien no antepone «lo moral» por encima de la estética). A decir verdad, no manifiestan demasiados reparos ante la representación de la crudeza, la performance violenta o la pornografía. Solo disparan sobre la producción simbólica, por ejemplo, cuando el relato ofende a una raza (por ausencia, por contexto o por humor) o cuando ofende a la mujer (si el personaje es demasiado femenino, estereotipado o sumiso). También colocarán la mira sobre el autor de acuerdo a las acciones que llevó adelante en su vida privada.
“Dibujitos animados racistas y machistas”
Algunos colectivos afines a las minorías étnicas pidieron a Netflix que retire de su grilla la serie Friends, por considerarla racista y misógina. Al mismo tiempo aterrizaron en Hollywood para exigir a la industria del cine que incluya, para la elaboración de sus personajes de ficción, la diversidad racial, antropomórfica y sexual. Hay series para adolescentes como Popular (cuyo autor es Ryan Murphy, el libretista de Glee) en la que sus personajes son negros, coreanos, indios, latinos y descendientes de las tribus nativas de Norteamérica. También hay una cuota para adolescentes petisos (Zoey 101, de Nickelodeon) y otra para individuos transexuales. La señal FOX Premium anunció el comienzo de Pose, la primera serie subtitulada al español con lenguaje inclusivo («nosotres», «estimades amigues», etcétera). En Netflix sobreabundan los documentales apologéticos sobre drogas y las series con personajes homosexuales, pero al mismo tiempo la empresa cuenta con un «coordinador de intimidad» (un eufemismo para esquivar la palabra «censor»).
Con respecto a la «visibilización de la diversidad», esta no pasa por llevar a la ficción un personaje de cada etnia, género, cultura o talla corporal. La literalidad es patrimonio de la realidad (o de una parte de ella) pero no es un atributo de la ficción. Precisamente, esa cercanía con lo real ha provocado que algunos espectadores confundan simulacro con realismo, ficción con literalidad y humor con blasfemia. A tal punto que varios jóvenes estadounidenses exigieron a las autoridades de FOX y a los guionistas de la serie animada Los Simpsons que suprimieran de la serie al personaje Apu por considerarlo un estereotipo ofensivo hacia la raza india. Es decir, por un lado, existe un reclamo para que se habilite una cuota étnica y racial, pero por otro lado, si los guionistas incurren en alguna «broma cruel» (el italiano mafioso, el policía corrupto, el clérigo pedófilo, el indio lleno de hijos, la mucama mexicana) se evoca la etiqueta de la ofensa y se exige su retiro. En el año 2019, la empresa Disney decidió eliminar de Toy Story 2 una escena donde asoma un aparente hecho de acoso sexual. La escena transcurre dentro de la caja donde se encuentra Oloroso Pete y dos muñecas Barbie. Esto es lo que dice el muñeco: «Ustedes dos son de verdad idénticas. Puedo conseguirles un papel en Toy Story 3». Tras esta frase, el personaje mira a la cámara y advierte que lo están grabando: «Perdón. ¿Es la toma? Bueno, chicas. Fue un verdadero gusto. Y cuando quieran que les dé consejos de actuación será un placer ayudarlas». La escena hace referencia a lo que en Estados Unidos se conoce como casting coach, o «casting sábana» en el Río de la Plata, acoso denunciado por muchas actrices.
“Libros machistas para niños”
Una escuela pública de la localidad española de Sarriá (Barcelona) ha retirado de su biblioteca 200 títulos porque no son del agrado de los defensores de esta nueva agenda de derechos. «Cuentos emblemáticos como La leyenda de San Jordi, Caperucita roja o La bella durmiente son ejemplares de historias tóxicas en perspectiva de género». La censura se ha llevado a cabo después de un «análisis exhaustivo de su contenido» […] «Se ha concluido que la mayoría de los personajes femeninos son secundarios y se les atribuyen tareas de cuidados o maternidad o tienen roles relacionados con el amor» (sic). De hecho, solo el 11 % de los libros han sido considerados «positivos en perspectiva de género». Vale entender que estos personajes «positivos» carecen de relieve y conflictos: no tienen, por ejemplo, atributos vinculados al cuidado doméstico (de hermanos o ancianos), ni están vinculados a la maternidad («un estereotipo impuesto por el patriarcado y la heteronorma», dicen). La institución alega que «los cuentos que son sexistas pueden contribuir, a la larga, a actitudes machistas o, incluso, de violencia de género». Es decir, si un niño lee el «sexista» La bella durmiente, puede provocar que acabe siendo un maltratador de mujeres.
La crítica literaria española Ana Garralón se pregunta qué harán con los títulos censurados: ¿Acaso quemarlos, como hacían los nazis y los comunistas con los libros que consideraban incorrectos? La Constitución española ampara en su Artículo 20 el derecho a la creación literaria y prohíbe expresamente la censura previa, por lo que los censores se apresuraron a precisar que Caperucita roja finalmente no sería retirado, «si bien no había pasado el test» (sic).
Para Garralón, censurar libros destinados a los niños es una práctica tan arcaica como la historia del libro y de la pedagogía. A fines de la década de 1990 varios lectores se quejaron de que en el bestseller ¿Dónde está Wally? «aparecía una mujer en topless». Un poco de escándalo fue suficiente para «vestirla» en su siguiente tiraje de imprenta. Todo este control y amenazas veladas repercuten en los hacedores de libros: escritores, editores e ilustradores. La ambigüedad, necesaria en la literatura, empieza a evaporarse. El humor, que se basa en la parodia y en ridiculizar, es uno de los grandes ausentes. Y nadie quiere que le acusen de ofender a los demás.
En la década de 1980 se comenzó a utilizar en una universidad estadounidense el término «políticamente correcto» para evitar las ofensas, acaso como un reflote involuntario de los eufemismos creados por los ingleses a mediados del siglo XIX. En lugar de decir «negro» se debe decir «persona de color» o «afroamericano», entre otras recomendaciones de un muy extenso listado que busca suavizar los calificativos considerados como humillantes. En 1990, el comediante estadounidense James Finn Garner publicó un libro donde aplicaba esta norma. El volumen se tituló Cuentos infantiles políticamente correctos. El de Caperucita roja comienza así: «Érase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja, que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, sino porque ello representaba un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad.»
Garralón observa que la literatura en general y los libros para niños en particular se empiezan a leer bajo una mirada hipersensible. Blancanieves es considerada inmoral por convivir con siete enanitos y, desde luego, se persigue a las princesas por perpetuar «modelos patriarcales» (excepto las que se «deconstruyen»: no se depilan las axilas y eructan). Como se sabe, paralelamente a la censura ejercida por «otro más poderoso» debemos considerar la autocensura: reflejo voluntario o involuntario en el autor como consecuencia de estos sojuzgamientos sociales. Por lo tanto ¿cómo escribir sin temor ante esa vigilancia en un mundo que está leyendo todo de manera literal?
En Alemania, un clásico como La pequeña bruja, de Otfried Preussler, está siendo revisionado para que se suprima del texto a dos personajes: un niño disfrazado de esquimal y otro de niño negro. La editorial negocia duramente con los herederos, quienes se defienden diciendo que el autor no era racista. Pero eso no será relevante: la policía del pensamiento tendrá la última palabra.
No importa la procedencia del escritor ni lo que hayas escrito, dice Garralón. Si el autor osó escribir la palabra «negro» para referirse a un personaje de piel negra, toda su obra será cuestionada. Los valores estéticos no son tomados en cuenta. Cada grupo, además, tiene una legión de «escritores» que inspeccionarán los cuentos (los libres de derechos de autor) para readaptarlos según sus consignas. El caso más reciente es una versión de El Principito, titulado La Principesa. Las autoras indican que, además de ser una traducción de género, «se reescribe con una mujer protagonista que viaja a planetas donde los oficios son desempeñados indistintamente por hombres y mujeres, donde los animales reciben un trato más amable que en la obra original y la rosa se ha transformado en un clavel» (sic). No es posible imaginar qué cosa podría haber respondido Antoine de Saint-Exupéry ante la frase «…los animales reciben un trato más amable que en la obra original…».
“Arte machista para adultos”
Hasta aquí, un ligero resumen de lo que acontece en el mundo editorial. ¿Pero qué sucede con aquellos artistas que nos han legado una obra artística extraordinaria pero sus vidas privadas son objeto de condena? En los últimos dos años, Gustave Courbet, Auguste Rodin, Pablo Picasso, Charles Dickens, Albert Einstein, James Joyce, Steve McQueen, Robert Crumb, Mick Jagger, Morgan Freeman, John Belushi, Quentin Tarantino, Jorge Lanata, Alfredo Casero, Ricardo Darín y Osvaldo Laport han sido algunos de los muchos creadores, políticos, actores, periodistas y hombres de ciencia señalados como misóginos.
En el Reino Unido, la Manchester Art Gallery retiró una pintura del prerrafaelista William Waterhouse, Hilas y las ninfas (1896), para «abrir un diálogo en torno al papel de la mujer en el arte». En España, doce mil personas firmaron un manifiesto para que se retirara de una muestra transitoria la pintura Térèse soñando (1938), de Balthus: una jovencita que deja ver, de manera provocativa, su ropa interior.
La lista no se detiene allí. Woody Allen ha sido descalificado como depravado y señalado como un sujeto execrable que mantuvo una relación incestuosa con su hija adoptada, mientras Kevin Spacey fue denunciado como acosador. El documental Leaving Neverland (Dan Reed, 2019) aborda en sus casi cuatro horas de duración los abusos sexuales perpetrados por Michael Jackson. Si bien todas estas conductas deben ser evaluadas y condenadas en los estamentos legales correspondientes, los activistas intentan desplazar el repudio hacia las creaciones artísticas de los acusados. Así, los detractores han presionado a las instituciones culturales, sellos cinematográficos y cadenas de distribución para que las obras de los nombrados fueran quitadas de las galerías (Pablo Picasso), se les rescindiera sus contratos cinematográficos (Woody Allen, Kevin Spacey) o se los purgara de alguna serie de dibujos animados (Michael Jackson). Resta saber quiénes son los mentores principales que —acechando bajo el argumento del oprobio y las prendas de la diversidad— contribuyen con cuantiosos recursos económicos para que toda esta cacería planetaria sea simultánea, sistemática y organizada.
“Racismo”
En mayo del año 2019, la escuela secundaria George Washington de la ciudad de San Francisco decidió invertir 600.000 dólares para destruir una serie de trece murales que cubren 150 metros cuadrados y narran la historia del primer presidente estadounidense, George Washington. El autor de las obras, Victor Arnautoff, fue un artista soviético que había emigrado a Estados Unidos y que en la década de 1930 pintó murales en edificios públicos para la Administración de Trabajo del gobierno, un proyecto de Franklin Roosevelt para darle empleo a artistas desempleados por la Gran Depresión. En los murales de Arnautoff, Washington les da órdenes a sus esclavos, los exploradores matan indios y el prócer aparece rodeado de sirvientes.
La escuela eliminó esas pinturas, no porque defiendan la idea de un prócer impoluto, sino porque «la presentación de minorías solo como víctimas es una agresión a nuestro alumnado. Queremos brindarles a nuestros alumnos un ambiente seguro» (sic).
En Uruguay, en el año 2018, se suscitó una polémica a propósito de un cartel en el que se muestra a una mujer negra amamantado a un bebé blanco. El afiche respondía a la convocatoria anual que hacen los organizadores de la fiesta de la Patria Gaucha, en Tacuarembó. El MIDES, a través de la ministra Marina Arismendi, lo consideró «racista y retrógrado» («Nos atrasa un siglo y medio», dijo la ministra). Del mismo modo que alguien podría haberse visto afectado por alguna razón genuina (tatarabuelos negros y esclavos), también se podría ver un homenaje a la relación desinteresada entre una nodriza y un niño que necesitaba alimento. Se podrá refutar que quienes así opinan tienen una mirada ingenua y pastoril a propósito del sufrimiento que padecieron los esclavos. Sin embargo, podría haber tanto racismo en quien pide que se retire la figura de la mujer negra, como en quien utilizó la estampa de la misma mujer para promover un evento folclórico.
La Diputada por el Partido Nacional, Gloria Rodríguez Santo (una legisladora de piel negra), escribió lo siguiente: «Es en esa imagen del “ama de leche”, quizás por nuestro orgullo de ser afrodescendientes, que vemos un mensaje mucho más profundo y positivo que a la época o a las prácticas nefastas a las que pueda retrotraer.»
En Londres, la guionista británica Karla Marie Sweet se quejó de que no entendía la ausencia de actores negros en la exitosa serie de HBO Chernóbil, basada en la tragedia ocurrida en 1986 en la central nuclear de la Ucrania soviética. Sweet explicó en Twitter que se sentía «decepcionada» al ver «un programa exitoso con un elenco masivo» que invisibiliza a «las personas de color» (sic). En respuesta, uno de los comentaristas le respondió: «No había personas “de color” porque en esa zona de la ex Unión Soviética el tipo racial predominante es el blanco-rubio». Luego de ese intercambio, la guionista restringió el acceso a su cuenta. Pero, como señalé más arriba, la censura está dirigida no solo a la obra, sino también a sus autores. Si esos creadores, además, tienen un oscuro pasado en sus vidas privadas, tanto mejor. En este momento de revisionismo, un grupo de historiadores descubrió —hurgando en documentos y testimonios de su biografía— que Mahatma Gandhi llegó a abrazar el racismo durante su juventud. El objetivo es desacreditar sus acciones y echar por tierra su consagración como sujeto pacifista y líder de masas.
“Ciencia racista y misógina”
Según relata el crítico Jorge Barreiro, un grupo de estudiantes de la Universidad de las Artes de Filadelfia pidió que no se dejara hablar, y que se despidiera, a la profesora —y feminista— Camille Paglia, una de sus académicas más prestigiosas, por sus críticas al feminismo hegemónico, a la teoría posmoderna del constructivismo sociocultural —personificado, según ella, en Foucault y Derrida— y a su oposición a la discriminación positiva en favor de las mujeres por considerarla una forma de minusvalorarlas. El rector se negó, finalmente, a las pretensiones censoras de los estudiantes. En algunas universidades australianas las carreras de los astrónomos y astrofísicos no dependen solo de sus méritos académicos, sino también de sus identidades personales —varón, blanco y heterosexual corren últimamente con desventaja— y de sus antecedentes en asuntos de «diversidad». Para aspirar a cargos y recursos —en astronomía— se exige al interesado que escriba una «declaración sobre diversidad» (sic).
A la psicóloga y socióloga estadounidense Linda Gottfredson le cancelaron una conferencia en la Universidad de Gotemburgo por sostener cosas tan «inauditas» como que hay evidencia de que algunas pautas conductuales no obedecen solo a construcciones sociales, sino también a factores genéticos. Se le comunicó que su invitación había sido anulada debido a las protestas de otros investigadores que sostenían que «las conclusiones no igualitarias» de Gottfredson contravenían las normas éticas del organizador. Pero la coerción hacia quienes piensan distinto no se suscita solo con la ciencia; el oscurantismo también afecta a principios democráticos y de igualdad largamente arraigados en nuestra tradición republicana, como la presunción de inocencia, el derecho a un juicio imparcial, y a la libertad de creación artística, que ya se suponía a resguardo de los imperativos religiosos o morales. La carrera académica del profesor y abogado Ronald S. Sullivan Jr., el primer decano negro de la historia de Harvard, llegó a su fin cuando las autoridades de la universidad anunciaron que no le renovarían su mandato. Su pecado fue el de haberse sumado al equipo de defensa de Harvey Weinstein, el productor de Hollywood acusado de abusos sexuales y que disparó la creación del movimiento #MeToo. Los estudiantes consideraron que Sullivan «ya no era de fiar como académico» (sic). Se deduce que, para las autoridades de Harvard, una conquista civilizatoria como la presunción de inocencia —rubricada en la Constitución— y el derecho a disponer de abogados defensores, son meros detalles que deben sacrificarse en el altar de la lucha contra el sexismo.
Hay muchos más ejemplos de descalificación moral hacia los científicos «heréticos». La prueba más categórica es la reciente creación de la revista Journal of Controversial Ideas, para que los académicos que escriben sobre temas controvertidos (¿habrá algún tema científico que no haya sido controvertido en algún momento?) puedan publicar… anónimamente. Entiéndase bien: se está empujando a quienes tienen el genuino derecho a discrepar a que lo hagan, pero desde las sombras.
Uno de sus promotores, el profesor de filosofía de la Universidad de Oxford, Jeff McMahan, recordó que «Las amenazas de fuera de la universidad suelen provenir más de la derecha. Las amenazas a la libre expresión y a la libertad académica en el seno de la universidad suelen provenir de la izquierda».
Según Barreiro, sobre el clima intelectual imperante en la facultad de Ciencias Sociales de Uruguay, el profesor Nicolás Trajtenberg ha llegado a sufrir la estigmatización y la descalificación de quienes no adhieren a las corrientes de la izquierda identitaria hegemónica. Cualquiera que se atreva a desafiar el canon —marxismo cultural, feminismo de género y políticas identitarias en general— es tachado de sexista, racista, homófobo, islamófobo o «neoliberal» —incluso fascista, llegado el caso— porque, cuando se va escaso de argumentos, no hay mejor recurso que la descalificación ad hominem, previa alegación de ofensa. La advertencia para los futuros investigadores es clara: hay temas «sensibles» que no conviene abordar. No decir en público lo que se piensa en privado por temor al descrédito o el estigma es una decisión bastante corriente. Esto erosiona la libertad académica y de expresión en general, el progreso del conocimiento y hasta algunos principios básicos del orden democrático. Todo hallazgo científico —tanto de las ciencias naturales como de las sociales— debería ser impugnado, contradicho o cuestionado. ¿Por qué no refutar a Carl, a Paglia, a Gottfredson y a Sullivan? ¿Qué mal podría derivarse de confrontar ideas rivales?
Los ya célebres «espacios seguros» que reclaman los estudiantes en los campus anglosajones no refieren solo al acoso sexual o a que las autoridades eliminen «murales ofensivos». Un «espacio seguro» es también aquel en el que el educando se halla «a resguardo de las ideas que le hacen mal» (sic). Por tanto, esas ideas se suprimen.
Corolario
La idea de ficción, que madura en la Europa medieval con la eclosión de la novela, se ha quebrantado de forma grave en el siglo XXI, lo cual atenta contra su sentido de existencia. Hoy, si esa ficción quiere dar lucha por su libertad —en el debido marco del respeto y de lo que se supone se debe interpretar por humor o estereotipo—, deberá enfrentarse a dudosas adaptaciones, modificaciones, y formar parte de listas negras o escraches. Hace un tiempo anduvo circulando en las redes sociales un listado de «las diez canciones más misóginas de la música uruguaya» (sic). En el podio se hallaba el tema La hermana de la coneja (Jaime Roos/ Raúl Castro), pero las más cuestionadas siguen siendo las letras de tangos. «El tango no ha ofrecido una imagen de mujer autónoma y de avanzada, sino que tiene un claro componente machista y paternalista en sus letras, pero queremos otro tango» (sic), reclamó la senadora uruguaya Constanza Moreira, volviendo a confundir ficción con literalidad y testimonio histórico con ofensa y culpa social.
Varios observadores han advertido que en la historia contemporánea, quienes mejor han aplicado la lógica de estas acciones censoras, han sido aquellos regímenes donde universidad pública, partido y Estado son uno solo.
En suma, cuando las estructuras de poder aspiran a la prolongación inerte de sus dogmas, el artista y su obra terminan impugnados o directamente eliminados. A ese artista entonces se le teme, como se le temió a Masaccio, a Klimt, a Bellmer, a Manet, a Zola y a Onetti. Varios de ellos, expatriados o encarcelados. El humor, el arte, la libertad de expresarse fundada en la lengua «convencional» y —sobre todo— en la capacidad de simbolizar, se arrojan a la censura. Así como el Ku Klux Klan ordenó una fogata con discos de los Beatles en Texas en 1966, los nuevos emisarios del oscurantismo procuran arrojar a una nueva hoguera las obras que no se ajustan a los parámetros de sus agendas progresistas.
En consecuencia, la censura contra un arte que no se aviene a sus esquemas siembra el desprecio por el arte y la cultura, elimina el diálogo, fomenta la intolerancia y promueve la violencia. Será el triunfo de una literalidad plana bajo el cercenamiento a las libertades. Será, en nombre de la ofensa, el triunfo del fascismo.
submitted by Enchilada_McMustang to uruguay [link] [comments]


2019.08.21 12:29 spannerfilms Uruguay y la cultura del préstamo a sola firma.

Llego un poco tarde para el martes de rant, y sin embargo creo que es apropiado ya que no es técnicamente un rant.
Hoy por primera vez en muchos meses vi tele. No Netflix, no algo que baje. Televisión. Nos sentamos a cenar en familia y bueno prendí la tele. Error primero. Dejando de lado lo mucho que se ha deteriorado lo que hay para ver, me llamó la atención otra cosa.
El LIMPIA DEUDAS y los Fuchis de Fucac. La 'promo' de CASH de $22.000 en 14 cuotas de $2.531. El LoQuieroYa! de Santander.
En todos estas publicidades (aunque creo voy a dejar claro porque podría decirles propaganda sin ofender a ningún estudiante de comunicación) aparecía alguna chica muy linda ofreciendo estás comodisimas cuotas. O un verano de playa con amigos financiado por estos generosos bancos que te dicen Si pibe! Andate a Ibiza que te lo ganaste te lo vas a ganar. O una mascota gordita y amigable que te dice que es hora de ir a dormir mientras te ofrece un préstamo predatorio.
Alguien me puede decir qué otra publicidad con, mujeres hermosas, destinos paradisíacos y mascotas que apelaban a los niños fueron prohibidas en nuestro país -y a nivel mundial- por incentivas una práctica nociva para la salud?
Y si, como buen infradotado que soy no puede evitar comparar a los préstamos fáciles con el cigarro. Antes Marlboro te ponía al piloto de F1 que se bajaba todo transpirado después de 78 vueltas en Mónaco y antes de un vaso de agua, quería un cigarro. Hoy Santander te dice que te vayas con el amor de tu vida y tus 25 amigos más cercanos a la playa, que total lo pagas en 72 años de pagos mínimos.
A qué voy con esto? Creo que estas empresas (y les digo así porque decirles abusadores es un poco mucho para algunos) se aprovechan de la realidad social de hoy en día: gente con necesidad de plata YA, con poca educación financiera, y con una capacidad de pensao que les importe bastante reducida.
Se aprovechan de que la gente ve que $22.000 pesos es mucha guita, pero no se da cuenta que en un año y poquito pago $35.000 (si paga todo en fecha, que alguien que pide este tipo de préstamo, dudo que llegue a hacer). Y como buena relación entre adicto y dealer, siguen fomentando la conducta. La cuotita. El tenelo ya. El compra primero y paga después. El empezá a pagarlo dentro de un año. Y la gente entra.
Y si, se mudan y compran la tele OLED nueva cuando están colgados de la luz, o ganan sueldo mínimo y recorren el mundo mientras yo como buen estúpido estoy al día y $1 o $10 intento ahorrar. Un resentido bárbaro soy. Pero ellos se compran el monopatín eléctrico, o hacen el baño. Como se darán cuenta tengo una imagen bastante cerrada de para que usan estos préstamos.
Entiendo que un préstamo puede ser una herramienta viable. Para negocios, para alguien que quiere comprar una casa o similar. Esta gente analiza y compara tasas, plazos de pago y moneda en la cual endeudarse para financiar una compra que quiere o necesita hacer, pensando en un valor futuro. Pero no es este tipo de operaciones las que considero malas si hay tal cosa. Lo que critico en este post de mierda, son esos prestamos pequeños/medianos con tasas que no son usura porque son muy cuidadosos de los términos que ponen para bordear la legalidad, que apuntan a las personas que quieren un préstamo para alguna frivolidad.
Ojo, entiendo también que hay casos donde no queda otra. Precisas un medicamento. No llegas a fin de mes y tenes hijos. Te van a cortar la luz. Y bueno, te prendes de un cable pelado igual. Pero creo que estos casos son los menos.
Creo que la mayoría de estos préstamos salen para gente que está poco educada (en materia financiera) y les hacen creer que pueden costear un montón de cosas, mientras sea en cuotas.
Es cierto, tanto que hablo de que el estado no debería meterse en asuntos de privados, parece un poco hipócrita que ahora este cuestionando la regulación o no de un préstamo. El tema es que hablamos de regulaciones siempre. La sal. El alcohol. El tabaco. En algunos países de la pornografía y de los refrescos. De lo que le podemos vender o no a los niños. Pero creo firmemente que estos préstamos son tan malos como todas estas cosas (cuando se dirigen a público débil). Generan un deterioro social inmenso, fomentan el trabajo en negro, y destruyen la cultura económica de un país, todo para que algún crack después haga un paquete de deuda y se lo venda por un porcentaje ínfimo a una empresa de cobranzas, que va a hacer todo lo posible por atormentar a un pobre infeliz que recién ahora se da cuenta de que pago 25.000 USD por un Cherry QQ financiado.
submitted by spannerfilms to uruguay [link] [comments]


2018.08.23 03:38 jiazz ​Tengo 25 años,Nunca tuve novia...la pronografia y masturbacion son mi problema?

Hola , eh escuchado mucho hacerca de esta comunidad y tras una serie de acontecimientos decidi acudir por su ayuda...
Hoy conosi a una chica hermosa que me presto atencion, ruiba y de lindo cuerpo, pero no la invite a salir ni mostre inetres de mi parte....este es un pequeño ejemplo de algo que me paso durante años.
Chicas que se interesan en mi , pero yo las ignoro, quiero tener novia, pero durante la conversacion con la chica soy muy torpe y capto tarde sus señales de interes hacia mi.....y lei que esto es causado por la baja testosterona y energia(a causa de la masturbacion diaria) , lo que hace que yo pierda interes en ellas y que yo este muy distraido en la conversacion, ademas de tener falta de confianza para dar el siguiente paso. (invitarla a salir, besarla)..esto es verdad?

Y esto no es todo, tengo un fetiche por los pies , y las botas de las mujeres, me vuelven loco....y me gusta el "crush fetish" (ver chicas aplastando insectos) ...aclaro que detesto el Hard crush donde matan perros y gatos, solo me gusta en el que ellas aplastan instectos... veo este tipo de pornografia desde que tengo internet , desde 2007 (11 años!).....lo se, esto es muy bizarro.
A veces... durante la conversacion me distraigo mirandole el calzado o los pies a la chica que esta conmigo...y es molesto e incomodo.....y a veces me imagino a la chica haciendo las cosas que veo en videos de crush fetish.

Eh googleado mucho de esto, y es posible que si dejo de masturbarme y de consumir este material , me vuelva mas habil socialmente....para mi lo normal es masturbarme una vez al dia, el año pasado pase una semana sin hacerlo, y note una leve mejoria en mi forma de socializar.

No soy virgen, mi primera vez fue con prostitutas hace 2 años...
No soy feo, y tengo buen fisico...no tengo nada mal en mi imagen.
Estudio una carrera universitaria con bellas chicas , siento que estoy perdiendo oportunidades.

Bueno, esto fue todo.. no estoy desesperado, ni "infeliz" de estar soltero, pero quiero tener novia,una compañera y tener una linda relacion.....dejar este habito y esos videos me ayudara?

Realmente quiero cambiar, gracias



submitted by jiazz to NoFapES [link] [comments]


2017.04.02 03:16 RejectedMindless A ustedes tambien les pasa?

Bueno lo describiria como un cosquilleo espontaneo cuando el pene esta flacido, pasa de igual forma ya sea mirando a una chica linda o imagenes provocativas e incluso imaginando
Espero no ser el unico.
submitted by RejectedMindless to NoFapES [link] [comments]


2016.09.30 14:59 LaRedPill Las mujeres dan malos consejos de mujeres

¿Te pusiste a pensar alguna vez que los peores consejos que te dan sobre cómo levantarte mujeres suele venir de las mismas mujeres? Las mujeres se destacan en no saber lo que quieren.
Dicen que quieren un buen chico, pero se le pegan a los forritos como abejas a la miel. Dicen que quieren flores, poemas y regalos, pero se secan cuando un tipo que no les gusta le escribe una tarjeta de cumpleaños.
Esta claro que no entienden sus propias necesidades ni que las motiva.
Siguiendo estos consejos vas a aprender rápidamente a moverte entre la avalancha de consejos inútiles femeninos y vas a poder encontrar verdaderas piezas de sabiduría.

Como hacer mas amigas

Tus amigas mujeres te van a decir a menudo que liberes todos tus sentimientos. “Decile como te sentís”, “Se un buen chico” y “No te acuestes con ella enseguida”.
Sus consejos te van a asegurar tener mas amigas, pero ninguna que se acueste con vos.
No tienen malas intenciones, pero la verdad es que esos consejos te hacen ver como un boludo. Porque cuando la jugas de Señor Buenito y le abrís todas las puertas y dormís en el sillón, no estas creando un amorío – estas creando una amistad. ¡Y además una amistad aburrida! Tus amigas pueden pensar que te están ayudando pero la realidad es que te están mandando al matadero.

Ni mamá lo entiende

Cuando mamá dice “Solo se vos mismo”, suena muy lindo, ¿no?. Y podemos estar seguros que tu mamá quiere lo mejor para vos, así que tenemos que hacer una pequeña distinción en este consejo. No solo se vos mismo, servite a vos mismo. Eso quiere decir que vayas atrás de la mujer que quieras y que seas directo sobre tus motivos, ¡sin disculparte!
El simple hecho de “ser” no es suficiente; necesitas ser un hombre de acción. Mamá no te puede dar buenos consejos hasta que no suelte esa imagen que tiene de vos de “niño tan buenito”.

Las ex son una mierda

Tenemos que tener cuidado con los “tips” de las ex, ya que estos personajes alternan entre decirte lo que vos querés escuchar para que las dejes de joder, o decirte algo que destruya todas tus chances de poder reemplazarlas. Las ex novias te van a decir cosas como “Cuanto mas buscas, menos encontrás” y “Quizá no deberías salir con nadie por un tiempo”.
Difícilmente esto sirva de consolación a un tipo deprimido y caliente. Y te desafío a que encuentres una ex novia que realmente quiera que después de ella salgas con una mina mucho mas linda que ella. Tus ex no te pueden dar buenos consejos porque su ego se lo impide.

‘Expertas’ femeninas

Una lectura rápida en sitios de Internet y libros de auto-ayuda muestra una tendencia inquietante: Seguir el consejo de las autodenominadas “gurus” o “expertas” termina teniendo el efecto de debilitar tu poder en el juego de las citas. Muchas de estas expertas tiran tips como “Se mas sensible a sus necesidades” y “Se romántico“. Sus consejos parecen estar enfocados en hacer que los hombres cambien para acomodarse a las necesidades de la mujer, al tiempo que los llevan a ignorar sus propias necesidades. Si, claro, no me parece.
Te van a decir que la comunicación es mas importante que la riqueza o la belleza. Pero si te llegas a abrir en una relación y expones todos tus deseos, sueños y temores, no esperes que tu mujer se quede con vos mucho tiempo. Si no sos misterioso, dejas de ser un desafío, y ella va a pasar de vos.
Algunas expertas en citas le dicen a los hombres que llenen cualquier silencio incómodo entre el y su chica con cumplidos. Dale, vamos; cualquier seductor con un mínimo de experiencia sabe que hay que dar cumplidos limitadamente, si es que das alguno. No hay forma de inflarle las cabezas con cumplidos poco sinceros solo porque te quedaste sin cosas que decir. Las mujeres tienen que ganarse los cumplidos.
Otras expertas le aconsejan a los hombres a ser decisivos, porque los hombres indecisos no van a ser capaces de manejar a una esposa y una familia. ¿Es posible elevar mas las expectativas? Mierda, hablame de ponerle presión.
Todas estas expertas dicen que siempre hay que tener planes para una cita, olvidándose que los hombres predecibles apagan a las mujeres más rápido que un soplido a una vela. El secreto es prepararse para la cita (por ejemplo haciendo una reserva en un restaurante), pero aparentar que todo es espontaneo y divertido.
La realidad es que las “expertas” no pueden decirte la posta porque su lealtad no es para con vos, sino con las mujeres a las que estas tratando de conseguir. Al sabotear a los hombres, le hacen la vida mas fácil a las chicas.

La confusión de las mujeres

A veces juntas el coraje para preguntarle a una chica qué es lo que quiere, que es lo que la atrae y que la excita. Sin embargo este enfoque directo nunca te consigue mas que una respuesta menos que directa. Podes llegar a obtener una lista de cualidades, como “bueno, romántico, generoso, amable, escucha mas de lo que habla, que este bien financieramente, que se acuerde de las fechas importantes y ademas que sea culto y sofisticado” – cualidades que estuvieron por completo ausentes en sus últimos cinco novios.
Cuando una mujer habla sobre lo que quiere en un hombre, acordate de que no están del todo conscientes sobre lo que realmente las excita.

Buenos consejos femeninos

Muy pocas mujeres alientan a los hombres a conseguir mujeres usando una combinación de petulancia y humor picante. Los mejores consejos incluyen la no necesidad de gastar mucha plata en una cita, y desarrollar y exudar una seguridad autentica.
El mejor consejo que te puede dar una mujer es el de ser honesto, directo y respetuoso, el de no ser un felpudo y actuar como un cagón. Siempre tenes que ser un poco reservado y no estar completamente entregado.
Si seguís los malos consejos femeninos, vas a terminar siendo un hombre confundido e inseguro. No seas ese tipo. Las mujeres quieren un hombre seguro, desafiante, envuelto en misterio. Desafortunadamente no pueden o no quieren decírtelo. O quizá sea que no quieren enfrentar su propia realidad.
(enlace)
submitted by LaRedPill to argentina [link] [comments]


2016.06.08 16:00 MevalemadresWey Tus lugares favoritos para visitar en la Ciudad de México que pocas personas conocen.

Este post lo elaboro con el propósito de animar a Dasuyaaan, quien comentó hace un día que la depresión comenzaba a reptar entre sus fibras sentimentales, así que buscaba alternativas de lugares en la Ciudad de México para salir a despejarse.
De igual manera, si a algún redditor que va a turistear a la Ciudad de México le funciona este post me doy por bien servido y, adicionalmente, si alguien desea contribuir con un aporte interesante, proporcionando ubicación y razones por las que es su lugar de conveniencia, ayudarán mucho a alcanzar este propósito.
Así que sin más, mis sitios favoritos en la Ciudad de México:
El Museo-Panteón de San Fernando se ubica en el centro histórico, atrás de la parroquia de San Fernando, a donde llegan todos los SanJuaneros a monear cada mes. Este lugar es espectacular porque tiene todo el aire de un panteón como el de Père-Lachaise, claro, un poco más modesto pero es un lugar excelente para visitar a solas, en silencio y con el propósito de inspirarte. Excelente lugar para descansar del barullo y la locura del Centro, lo recomiendo ampliamente si deseas un momento de calma y acercarte a la herencia de Benito Juárez y Doña Margarita Maza de Juárez.
Los pasillos del Museo Nacional de Arte son un lugar excelente para estar solo y disfrutar de un oasis de silencio y calma. El vestíbulo del museo te recibe con una escultura muy característica que se titula Después de la Orgía que es solo un aperitivo de la delicia que te ofrece el museo. Hay una exposición permanente del paisajista José María Velasco, a quien considero uno de los mejores del mundo ya que retrata el México antiguo de una forma que te hace viajar al pasado. Las exposiciones, conciertos y el edificio mismo te ofrecen riqueza cultural que solo puede apreciarse a solas. Sin embargo, mi recomendación es que disfrutes de una de las bancas que se encuentran mirando hacia el patio interior del edificio en compañía de un buen libro. Los días nublados o lluviosos le otorgan una atmósfera de melancolía apta para ideas creativas y románticas.
El Museo Dolores Olmedo en Xochimilco muestra una colección de objetos del mundo que pertenecieron a Dolores Olmedo. El edificio se encuentra en una zona bonita de la Ciudad aunque algo conflictiva de tráfico. Sus patios y jardínes te permiten sumergirte en un ambiente de tranquilidad que contrasta con el espantoso tráfico del exterior. Las salas muestran un universo de objetos que fueron adquiridos en todo el mundo, muchos de ellos muy bellos y particulares. Yo recuerdo en particular un colmillo de elefante, enorme, tallado hasta el último centímetro con figuras de personajes hindúes; la riqueza de detalle, su unicidad y su belleza te transportan a mundos antiguos y exóticos. No pierdas la oportunidad de dedicarle varias horas para llenarte de las maravillas exhibidas.
El vestíbulo del Palacio de Bellas Artes tiene una arquitectura y diseño de principios del siglo XX. No es mi favorita pero la gran ventaja que ofrece es que no tiene costo, rompe completamente con la arquitectura gris de la ciudad y te permite un espacio para apreciar los murales de no se qué cabrón. La verdad a mí el muralismo me zurra y por ello me declaro ignorante de dicha corriente plástica pero dado que hay bancas, se encuentra en un punto elevado y poca gente lo frecuenta durante la semana, es un lugar excelente para procurarte un poco de silencio y espacio para la reflexión. No mi favorito pero definitivamente punto obligado cuando visito.
El Café-Mirador en el edificio de Sears frente a Bellas Artes. Me parece que se encuentra en el cuarto piso del edificio de la tienda Sears que mira de frente al Palacio de Bellas Artes. La vista es espectacular, en particular durante la tarde ya que el juego de luces del cielo, complementado con la iluminación del palacio te permiten permanecer ajeno al paso del tiempo, sacándote de ese trance únicamente el ocasional sorbo a tu café o mordida a tu postre. Excelente para perderte un tiempo y disfrutar del paisaje. Excelente en compañía pero también buenísimo a solas.
El centro comercial Plaza-Loreto es un sitio, obvio, comercial pero con un ambiente menos nefasto que el de cualquier plaza. Tiene amplios espacios para caminar, una "sucursal" del museo Soumaya y a Cinemanía que es un pequeño proyecto cultural de cine de arte que proyecta películas excelentes en salas pequeñas. La ventaja de este lugar es que no es muy concurrido, te permite ser cómodamente anónimo ya que te encuentras entre boutiques, el museo y el cine. Mi sugerencia es visitar el cine por la tarde, para salir y disfrutar del ocaso dentro de la edificación ya que sus patios no están techados así que toda la luz natural se filtra y el ambiente se torna muy agradable.
La pista de hielo del centro comercial Gran Sur. OJO, desconozco en qué condiciones se encuentre este centro comercial, cuando yo viví en la ciudad de México no era muy frecuentado este sitio y la pista era pequeña pero tenía unas bancas a los lados de la pista, así que podías disfrutar del frío de la pista, las risas y los gritos de los niños y, por supuesto, ver pasar a muchas chicas lindas. Escuchar el corte de las navajas de los patines en el hielo ofrece una oportunidad excelente para abstraerte completamente del mundo, aún cuando a tu alrededor hay cientos de personas transitando.
La terraza del centro comercial Plaza Inn, en Insurgentes Sur. Esta es una plaza comercial no muy concurrida, completamente techada y con negocios poco comunes. Lo mejor es que tiene una terraza en el último piso, muy poco frecuentada, que se encuentra entre dos gigantes de metal y cristal, ésta mira hacia Insurgentes pero como es relativamente alta, una parte del ruido se pierde así que te permite apreciar la avenida, el parque que se encuentra al frente y perderte en el andar de las personas que circulan tanto por el asfalto como por las banquetas. A mí me gusta por las tardes-noches ya que la iluminación de la calle se pelea con los últimos rayos del sol, así que el espectáculo es placentero a la vista.
La zona cultural de Ciudad Universitaria es un espacio excelente para disfrutar tanto de la naturaleza, como de las bellas artes. Tiene salas donde constantemente hay funciones de teatro, danza, música de cámara y clásica. En caso de que te aburras de esto (no sé cómo pero hay gustos para todo) puedes caminar hacia el espacio escultórico y escalar uno de los tantos polígonos que rodean al boquete central. Este es un sitio que definitivamente se disfruta mucho a solas ya que se encuentra dentro de una reserva ecológica, así que el paisaje es verde hacia cualquier lado que mires. Ya construyeron un edificio grande que se alcanza a ver a lo lejor pero creo que puedes sobrevivir.
Las Islas de Ciudad Universitaria son el lugar de preferencia para holgazanear de los estudiantes pumas. Es un área amplia de pasto en la que puedes deambular muy a gusto sin ser juzgado por nadie. Yo lo recomiendo en el mes de Febrero y en compañía de un papalote, inclusive se organizan grupos de personas a volarlos durante los fines de semana. La gran ventaja que ofrece este lugar es que las y los estudiantes están relajados y más accesibles a hacerles conversación, lo cual multiplica tus posibilidades de encontrar compañías interesantes.
Estos son algunos de mis favoritos, la verdad es que tengo más pero me gustaría que otros redditors compartieran los suyos.
Aviso a lotsofguacamole, geth2358, obamnation y Porfinlohice que este post es también para ustedes.
submitted by MevalemadresWey to mexico [link] [comments]


2015.08.28 17:36 xSolcii Precios exageradísimos en maquillajes importados

Perdón si no se permiten los rants. Borren/borro la publicación si es así.
Soy lurker de MUA hace años, y tengo muchísima envidia de todo lo que se puede conseguir relativamente barato en US/Canadá, jaja.
La cosa es que estaba buscando alguna de las paletas Naked, que me parecen lindas y rendidoras, y agregué al Facebook a varias importadoras de productos de afuera.
Me sorprendieron los precios. Muchísimo. $1600 para arriba una paleta Naked (1 o 2). Paletas de E.L.F. (marca baratísima en Estados Unidos) a $500. Labiales Lime Crime a más de $350. Y ahora veo una chica vendiendo un kit de Sephora (que en la imagen dice tener un valor de $25 dólares) a más de $800. Un set de esmaltes Sally Hansen a $2000. Paletas sin nombre a $1000. El Anastasia Dipbrow a $500.
Es una locura!! Se van al carajo, no sé si será que le ponen tantas trabas de importación que a las minas no les queda otra que ponerlos a ese precio, supongo que será por eso...
Hasta las marcas que sí podés comprar en cualquier lado están bastante caras (como Loreal, Maybelline, Rimmel), pero hay marcas como E.L.F. que tienen la misma calidad que las marcas que se pueden comprar acá y aún así lo venden como si fuera una marca excepcional y carísima.
No sé, quiero comprarme un buen primer de cara, de ojos, una buena sombra y acá difícilmente consigo eso. Pero los precios que ponen a los maquillajes importados sólo los puede comprar alguien de plata (o que ahorra meses para eso). Grrr.
submitted by xSolcii to ArgenBeauty [link] [comments]